gipuzkoakultura.net

Logo de la Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo gipuzkoakultura

gipuzkoakultura.net

martes 19 octubre 2021
arquitectura popular y grafía vasca

ARQUITECTURA POPULAR DEL PAÍS VASCO

CAPÍTULO V

Los materiales. El constructor vasco no tiene por qué aparentar materiales que no posee. Usa en sus construcciones aquellos que tiene a mano. No se le ocurre simular con mortero entramados de madera que no existen, ni tratará de imitar sillería disfrazando el sillarejo con una capa de estuco y despieces artificiales. Si no cuenta con medios suficientes para sillería, hará su casa con mampostería. Esto no quiere decir que el efecto final ha de ser desagradable, antes al contrario, los mampuestos estarán colocados lógicamente y después rejunteados o emboquillados con arte. Lo mismo si se hace con ladrillo. Si sus medios se lo permiten, guardará los sillares para los esquineros, para las mochetas y dinteles, para el dovelaje del zaguán, para los elementos principales, en fin, de su bella casa (figuras 22-23-24).

Piedra. Abundan en el País Vasco en variedad grnade, areniscas amarillas, verdes, rojas; calizas negras y grises, mármoles de infinidad de colores.

Ladrillo. La arcilla de excelentes cualidades se encuentra por cualquier parte del país, por tanto nada de extraño tiene que el uso del ladrillo se exteniese por él. Corrientemente en los caseríos se coloca en hiladas separadas por gruesos tendeles de mortero de cal, el cual se suele teñir ligeramente con ocre, lo que junto al ladrillo rojo y el roble patinado de sus entramados, produce en las fachadas un hermoso acorde de color.

Tejas. Son del mismo material que los ladrillos, tronconcónicas y anchas. En algunas comarcas de clima nevoso se usa la tejuela de pizarra y aun de tablillas de haya, lo que permite dar mayor pendiente al tejado, facilitar el resbalamiento de la nieve y evitar así su acumulación y sobrecarga peligrosa para el armazón de la techumbre (figura 25).

Madera. La más usual es el roble para el armazón o estructura sustentante, aunque también se usan el castaño y otras para fabricar puertas, ventanas, tarimas y barandillas. El uso del roble se caracteriza por las grandes dimensiones en que se emplea, pues no es raro encontrar algunos piederechos que arrancando de una basa de piedra en planta baja, siguen en una sola pieza a través del piso alto y del desván hasta llegar al caballete del tejado. De los bosques comunales se podía extraer gratuitamente la madera necesaria para las construcciones de los vecinos, mediante la venia del alcalde, quien la otorgaba previo informe favorable de un perito. La Junta de Azkoiita de 1657 prohibía cortar árboles jóvenes, permitiendo extraer los maduros, siempre que por cada árbol que se cortase se plantasen otros dos.

El constructor vasco tiene gran pericia en el trazado y ensamblaje de los entramados o estructuras de madera y si en ellos observa superabundancia de piezas, ello es debido a ese carácter de cosa perdurable que siempre trata de imprimir a sus obras. Es hábil tallistas y decora a golpes de hacha y de gubia los elementos sustentantes de su casa. También utiliza el torno para perfilar los balaustres de barandillas en balcones y escaleras.

Hierro. Ya en la Edad Media, en Euskal-Erria fueron famosas las ferrerías como lo son hoy los altos hornos. Imposible describir aquí las magníficas obras que sus maestros herreros ejecutaron para catedrales, iglesias y palacios de dentro y de fuera del país. La abundancia de este material se echa de ver en la robustez de la mayoría de las obras de herrería, de las cuales han llegado bellos ejemplares hasta nuestros días tanto en rejas y barandillas como en llaves, placas o frontis de hogares, aldabones, cruces y veletas.

Pavimentos. Los zaguanes, pórticos e iglesias, se pavimentaban con losas de pizarra o de caliza. También se usan los mosaicos de guijarros y canto rodado, formando estrellas u otros dibujos geométricos.

En los interiores de las habitaciones, salas y dormitorios, se emplean los entablados de anchas tablas de castaño, enceradas y pulidas por el uso; es corriente ver dentro de una misma habitación tablas de muy diverso tamaño, pero a pesar de tal desigualdad, el aspecto de estos suelos resulta hermoso.

 

2006 Dirección General de Cultura - Diputación Foral de Gipuzkoa.
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net